Skip to content

Sobre realidad virtual y el Gear VR

3 min.

Semana del Mobile World Congress en Barcelona. Un evento que está en boca de todos. Si vives aquí, seguro que has tenido alguna conversación sobre el tema a lo largo de estos días. Aunque sea para quejarte de las vagas de transportes, que afectan a todo el mundo. Justo lo contrario que el MWC: una pequeñísima parte de la población puede ir, ya que la entrada queda restringida con los elevados precios de la entrada. Pese a esto, cada año se intenta acercar lo más llamativo y shiny a la mayoría de la población.

Los dos años anteriores, por ejemplo, se estableció en el edificio de Movistar una exposición con varios móviles nuevos, así como los recién llegados smart watches. Este año, el acercamiento lo ha hecho Samsung para publicitar uno de sus platos fuertes: la realidad virtual, presentada como accesorio para el Galaxy S7.

El montaje consiste en un stand cubierto, gigante, cuidadosamente colocado justo delante del local de Paseo de Gracia núm. 1. En el stand han colocado dos filas de butacas móviles, que permiten hacer demostraciones –en tandas de hasta 24 personas– de realidad virtual, que consisten en un viaje en una montaña rusa de un parque Six Flags.

La experiencia está bastante lograda y en algunos momentos puedes imaginarte estando en una montaña rusa, si obvias el efecto del viento. Incluso hay alguien del personal que va diciendo “¡Levantad las manos ahora!” para hacerlo más emocionante. Se oye a la gente gritar como si estuviera en el escenario simulado, con una intensidad menor. Al acabar el paseo, hay una zona con toda la gama S7 y todos sus accesorios expuestos para satisfacer la curiosidad.

Es la estrategia de marketing perfecta: un lugar de paso para miles de personas cada día, muchas de ellas turistas. Una atracción en pleno centro de Barcelona, gratuita, y proporcionada por Samsung. Nada más bajar, piensas “Wow”. Pero también puedes pensar

– Me ha gustado, pero no tengo un sillón móvil para repetirlo en casa.

En otras palabras, la experiencia se limitará a ¿parques de atracciones? ¿exposiciones tecnológicas? Desde luego, puedes tener un vídeo 360º o un entorno en tres dimensiones grabado en un móvil y verlos usando el accesorio apropiado. Hay mucho camino por recorrer en el terreno de los videojuegos, por ejemplo. Pero parte de la experiencia simplemente no va a estar allí – es literalmente imposible recrear el movimiento propio de la escena desde el salón de tu casa.

• • •

Aplicaciones de la realidad virtual hay muchas, por supuesto, y de la realidad aumentada aún más. Pero me confunde que un sector consciente de lo corto que es el intervalo de atención de una persona con un dispositivo móvil espere una adopción a gran escala por parte del consumidor habitual. Pongamos por ejemplo alguien que quiera ver vídeos por Internet. De vez en cuando es una actividad activa, pero a todos nos gusta tener algo en YouTube de fondo, mientras comprobamos nuestro Facebook, mientras miramos un par de webs más, mientras…

Si a esto le añades la restricción de los accesorios a ciertos modelos únicamente, el resultado que obtienes es este, en el que muchos packs Gear VR obsequiados durante su presentación han acabado vendidos en Wallapop. Una buena oportunidad para algunos, pero no deja de evidenciar que es un producto muy (a lo mejor demasiado) nicho.

¿Funcionará la realidad virtual como producto mainstream? Posiblemente, dada una cantidad suficiente de marketing. Pero no faltarán pocos escépticos, gente que piense que no se pondrá nunca unas gafas de esas, ni críticas como esta.

Published inActualidad
Copyright © 2017 Enric Florit
efz1005(at)gmail(dot)com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR